Vamos de paseo, en un auto nuevo

19 enero, 2012 § 10 comentarios

 

¿Ves cuando alguien de tu grupúsculo te dice que está embarazada? Durante semanas te pasas el día viendo barrigas a todas horas. De repente la de la frutería, la que te sella la primitiva y dos primas tuyas tienen unos bombos de seis meses nacidos como de la nada… Bueno pues a mí me pasa lo mismo pero porque me voy a comprar un coche y he llegado al punto de no retorno en el que ya no me fijo en otra cosa. El análisis de cualquier vehículo que se me cruza, ocupantes, marca, modelo y color (en ese orden) se ha convertido en algo tan irracional que después de dos semanas de agotamiento, he pensado que la solución pasa por comprar el coche pero únicamente por salud mental.

Lo primero que he aprendido es que la categoría del coche no se corresponde nunca con la calidad y el tamaño del ocupante. Por ejemplo los coches deportivos no son para gente deportista, por contra el individuo que los conduce suele ser un señor mayor con más Farmatin en el pelo que la rubia que lleva al lado, que viene de serie como el cenicero ¿Y los coches familiares? A ver porqué los llamáis así cuando en realidad son camiones de mudanzas infantiles, que me pregunto yo como puede tener un bebé que mide exactamente lo que un Nenuco dos maleteros de adminículos, sinceramente he visto algunas Barbies con menos complementos. Igual no sois conscientes, padres del mundo, pero según va creciendo el niño le vais reduciendo los accesorios hasta que llega el día en el que solo le dais un iPhone y luego os quejáis… (ahí os dejo esta morcillita de regalo). Un apartado especial merece el todoterreno, un coche pensado para el campo que se ha convertido en el rey del asfalto. Siempre he pensado que eran 4×4 por el número de plazas de parking que ocupaban, luego ya me dijo un amigo que no, que era algo de la tracción o nosequé cosas. Y mira chica, gasta el doble y contamina el triple pero te da una sensación de poder únicamente comparable a calzarte unos Manolos un lunes por la tarde.

Como podréis entender todas estas reflexiones han provocado en mi cabeza, pensada únicamente para el baile, un reiterado Scratch neuronal. Si a esto añades la ausencia de una figura masculina que te haga el trabajo de sucio de comparar estadísticas, recolectar opiniones, valorar consumos, entrar en forocoches y blablablá para que se sume a tu experta opinión en torno al color o el acabado de tapicería, pues tienes lo que he venido a llamar locura transitoria.

El final de todo este cuento se llama híbrido que me han dicho que hace a pelo y a pluma. Y sinceramente me parece un gran concepto, en estos tiempos que corren hay que comer de todo.

Hasta la semana que viene.

 

—————————————————————————————————————————————————————————————

Lágrimas Negras

Mª Dolores Pradera

—————————————————————————————————————————————————————————————

Tweet # 2

12 enero, 2012 § Deja un comentario

El amor de una abuela

Queridos Reyes Magos:

10 enero, 2012 § 1 comentario

Ya sé que esta carta está fuera de plazo, pero es que el año pasado os pedí un montón de cosas en tiempo en forma y me mandasteis un pijama y he pensado que si os pillo en la cuesta de enero, os pasará como a las dependientas de Zara que os volveréis mucho más atentos. Además no quiero que me traigáis nada y sí que os llevéis mucho, así que aprovechemos el porte que está la sopa por las nubes.
Os dejo aquí unas breves indicaciones que yo he quedado para salir y no voy a estar:En una furgoneta azul marica ilusión, del tipo a las utilizadas para ir a IKEA, os he metido a Jorge Javier Vázquez y a 12 tertulianos de Tele 5 incluida a Belencita, he tenido que amordazarlos porque no callaban. En el maletero tenéis a la clase política, que está muy viejuna, podría haberla tirado al contenedor amarillo, es verdad, pero he pensado que vosotros que sois muy de juntaros los unos con otros, como todas las monarquías, igual hacéis uno bueno con todos (procurad por favor que hable inglés, es un capricho que tengo). Por cierto y hablando de monarquías, nos ha salido un cuñado rana ¿No tendréis alguna princesa chunga para endosárselo? Para procrear sirve, hace unos clónicos rubios preciosos, pero tiene la mano mu larga, si no le dejáis cerca una fundación benéfica creo que no tendréis problema.

Tenía hueco para algo de paro pero me ha dicho Mariano que ya le habíais traído el traje de Superman y que de eso ya se encarga él así que quiero que os llevéis también a la dependienta de “si no está en el perchero no queda”, al amigo de Facebook que te etiqueta en su felicitación de Navidad y al asqueroso del gato que le roba la comida a mi perro.

Debajo del asiento tenéis los CD de Amaia Montero, Alejandro Sanz, Shakira, Dover y Pitbull, es un regalo que os quiero hacer también de corazón y por último, en la guantera os he dejado la Ley Sinde y la ley electoral para que arreéis con ellas también.

Dicen los de la tele que vosotros estáis para cumplir las ilusiones de los pequeños y yo no levanto tres palmos del suelo sin unos buenos tacones, así que confío que este año me hagáis un poco más de caso.

En los zapatos os he dejado 50 euritos para gasolina y unas cervezas.

Un abrazo,

Marta

Punset y yo

6 enero, 2012 § 5 comentarios

Hace unos meses descubrí por casualidad que Eduard Punset y yo habíamos nacido el mismo día, me hizo muchísima ilusión como si aquello significara que aquel 9 de noviembre en el café mañanero estuviera contenida toda su sabiduría y yo la hubiera apurado de un sorbo. Durante un instante fui feliz. En cuanto descubrí que también era el cumpleaños de Belén Estebán se me pasó.

Aún así me inundó un torrente de empatía con aquel hombrecillo de pelajos alborotados (siempre he pensado que eran neuronas que no le cabían dentro de la cabeza) y empecé a leer sus libros. En ellos me sorprendió la frescura de ideas, la ausencia de tópicos y el optimismo desbordante, tanto que los he convertido en mis únicos propósitos para el 2012.

Si tú no tienes dinero yo te ofrezco una idea a tu medida, si tú quieres seguir un camino marcado, yo prefiero saltar el seto, si tú quieres pasarte la vida quejándote yo prefiero vivirla que ya me parece bastante. Así que frente a toda la negatividad que se destila en el ambiente a mí como a Punset me sobran razones para pensar en un futuro mejor.

 

 

El tazón maravilla

2 enero, 2012 § 1 comentario

Jamás pensó Earl Silas Tupper que cuando inventó el tazón maravilla iba a salvar de la hambruna a tantos hijos de sus madres. Si además eres de los que come todos los días en su grata compañía, convendrás conmigo en que el “tupper” se ha convertido en un elemento de clase y distinción. Cuando a todos nos iba bien, presumíamos de móvil, de zapatos, de bolso… Ahora que la cosa está chunga lo más “in” es llegar los lunes y restregarle a tu compañero de trabajo esas lentejas de madre con su caldito marrón y su morcillita…

Las madres, grandes chamanes de la sabiduría popular, han convertido al “tupper” en las runas del siglo XXI y para ellas es una forma de conocer como estás ni necesidad de hacer preguntas incómodas. Por ejemplo, si lo devuelves sucio, es que estás muy agobiado en el trabajo y a ella no le hacen falta más explicaciones. Te ofrecerá otro de idéntico tamaño y valor con la misma sonrisa de siempre. Si lo devuelves limpio significa que te van bien las cosas y que te has podido comprar un lavavajillas porque todo el mundo sabe que fregar un “tupper” a mano y que quede bien es imposible. Si rizando el rizo lo devuelves lleno, cosa harto improbable, es que te has echado un noviete y no has tenido tiempo ni de comer. En ese caso tu  madre te mirará a los ojos esbozará una sonrisa y aplicará la primera norma del Club de los “tupper”: El contenido de un “tupper” nunca pasa a otro “tupper”, tiene que ir a la basura.

Si todavía piensas que un “tupper” es un simple recipiente de polietileno te equivocas amiguito porque disponen también de un geo localizador de madre. El mismo “tupper” puede hacer una ruta por casa de tu hermana, por la de varios de tus amigos, incluso puede acabar con sus polímeros en algún bar. Suelen ser viajes cortos, turismo de interior, pero en una ocasión tuve uno, aventurero él, que acabó en Gandía y finalmente llegó a casa en un autobús del IMSERSO con un tía mía. Ahora que lo pienso… Debería dejarme de tanto post estúpido y empezar a ganar dinero fácil con una red social  que se llame TupperSquare.

En definitiva, a mí me gusta pensar que nuestras madres nos siguen dando la paga los domingos pero que lo hacen en divisas “tupper”. Sí, sí, también cotizan como en bolsa, por ejemplo los más valorados son los de croquetas, seguidos muy cerca por cualquier guiso de madre con caldo. Los valores inestables son los de “escurrajas” -el filete de lomo, las tres alitas de pollo- esos que te tienes que comer por la noche porque al día siguiente se consideran “no trajinables”. Así que yo este año para Reyes me he pedido 25 “tupper” Premium, para enfilar la cuesta de enero con tranquilidad.

Gracias por leerme y que Dios os lo pague con un buen “tupper”.

 




¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para enero, 2012 en Seso en VillamaYork.